Proyecto Conceptual // Alameda Hidalgo

La propuesta para la intervención urbana dentro del Plan de Manejo de la Alameda tiene como principal responsabilidad, necesariamente, recoger desde su concepción a todas las voces que han participado en los Foros de Consulta, a los arquitectos, urbanistas, historiadores, constructores, y usuarios cotidianos del espacio público, para entender y conjuntar una visión más amplia del espacio que todos los queretanos buscamos.

Dentro de esta visión, iniciamos con una reflexión acerca de la naturaleza del espacio público dentro de una traza urbana definida a través de un proceso histórico, que respeta la idiosincracia natural del mismo, y que no pretende modificar la traza original; más aún, conservarla y resaltarla, a través del respeto de calzadas, accesos y remates originales, y mediante la introducción de elementos visuales en luminarias, bancas y bolardos que hagan poco o ningún contraste con los caminos y la vegetación existente. Se propone un remozamiento de la estructura de la Alameda, con elementos arquitectónicos sencillos y de buen gusto, que realcen la naturaleza y las áreas de esparcimiento. Así, buscamos introducir bancas y luminarias de diseño sencillo con materiales contemporáneos, y una división entre los pavimentos y las áreas naturales por medio de un sencillo perímetro indicativo, apenas visible pero lo suficientemente fuerte para evitar la invasión en áreas en donde no se desea el paso de las personas. Aunque se propone también revestir las calzadas con un material pétreo que de un aspecto más limpio al parque, no es necesario para el buen funcionamiento de la Alameda.

Respecto al programa, y de acuerdo con los resultados de las consultas, se busca fomentar actividades para jóvenes, adultos mayores y niños, así como integrar programas deportivos y culturales. Por esta razón, se está proponiendo remozar y reordenar la infraestructura existente (juegos infantiles, espejo de agua, jardín botánico, área de patinaje, sanitarios), adicionar infraestructura cultural y deportiva (biblioteca con conexión visual y espacial directa al área verde, talleres culturales de música, pintura y baile, foro al aire libre, cancha deportiva, pista para correr definida, con un acabado adecuado para la práctica deportiva y señalización de distancia), y crear espacios de convivencia que hoy en día hacen falta, como espacios para comida con mesas, sombrillas y servicios adecuada para recibir a un gran número de visitantes, kioscos de información turística y bebidas en cada acceso, y conexiones peatonales con el estacionamiento del CCQ Gómez Morín y el Centro Histórico, de preferencia con pasos vehiculares deprimidos para no comprometer el continuo flujo peatonal. También se propone redefinir las paradas del transporte público, volviéndolas más cómodas y adecuadas a la importancia del nodo urbano.

Toda la infraestructura puede ser utilizada de día o de noche, contando con la iluminación adecuada y casetas de vigilancia en cada acceso para que la Alameda sea segura en todo momento, pues este es uno de las demandas más fuertes que se hacen del espacio. Adicionalmente, todos los accesos y recorridos están diseñados por medio de rampas diseñadas de acuerdo a los lineamientos internacionales de accesibilidad, con infraestructura adecuada para permitir la accesibilidad universal a todos los espacios del parque.

Por último, aunque la reja perimetral sea una de las características más notables del parque, de acuerdo con numerosos estudios acerca de permeabilidad y uso del espacio público, llevados a cabo por urbanistas y científicos, apoyados por organizaciones como Project for Public Space (pps.org) y varios estudios académicos, la Alameda sería más segura, visitada y amable sin ella. Uno de los problemas para el uso extendido de la Alameda por parte de toda la población es la sensación de peligro y poca accesibilidad que las rejas dan al parque, los foros demuestran que los ciudadanos ajenos al área del centro, o que no utilizan el transporte público, hacen poco uso del espacio debido a que no sabe que ocurre en su interior. Creemos firmemente que la propuesta debería eliminar la reja perimetral para permitir el uso pleno del espacio y hacerlo parte de su entorno urbano; inclusive se propone colocar una fila densa de árboles entre la pista y la banqueta para hacer las veces de “reja” sin sacrificar permeabilidad y accesibilidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *